viernes, 1 de agosto de 2008

Hola, soy nuevo. Se nota mucho?

Empezamos mal.
Me había hecho firmes propósitos de escribir sobre temas de interés general (suena políticamente correcto) y no dejar muchas señales personales en el camino pero, para empezar, el nombre del blog ya empieza a delatarme.
Más adelante me lanzaré a contarme a mi mismo la razón del nombre de este blog. Pues no cabe duda de que estas palabras las pronunció, mejor las escribió, alguien cercano a mi y que como muchos otros influyó en mi.

Hoy me siento como Coy, personaje de Arturo Pérez Reverte en la Carta Esférica. No he acabado el libro pero este tipo, Coy, personaje no muy agraciado físicamente, no muy listo, no muy bien vestido, sin dinero ni porvenir claro,..... ha triunfado. Su primer objetivo tras conocer a Tánger ha sido alcanzado. Alcanzará nuevos objetivos? Lo leeré y lo contaré si es digno de mención. Arturo no me falles.
Tánger, nombre de mujer. enigmático y precioso, no?

Y es que es gratificante leer como un tipo mediocre como Coy se abre paso en el corazón de la dama. Tánger es espectacular como mujer y con un fuerte carácter.

Miro a mi alrededor, estoy en la piscina de casa rodeado de vecinos, y ratifico que se trata de un caso más común de lo que pensaba.
Tal y como dijo Emiliano Zapata "La tierra es de quien la trabaja".

Pues bien, al igual que Coy, yo hoy me siento henchido de gloria.

Animo pues si sigo escribiendo será para crear buen rollo.